Skip to content

Almohadas para Embarazo: conoce sus Bondades y Beneficios

6 septiembre, 2019
Almohadas para Embarazo

Una de las cosas más complicadas y difíciles de lograr durante el embarazo es dormir bien. Las almohadas para embarazadas te ayudaran a dormir mejor evitando los malestares del tamaño de la panza y dolores lumbares, a medida que van pasando los meses la panza va aumentando su tamaño, y con ello conciliar el sueño.  

Actualmente existen almohadas para embarazadas especialmente diseñadas para solucionar estos problemas, las cuales te podrán proporcionar el apoyo y descanso que tanto necesitas.

Beneficios de las Almohadas para embarazadas

Durante el embarazo especialmente en el último trimestre de gestación, muchas mujeres se sienten cansadas debido a los malestares, náuseas, y dolores de espaldas que experimentan y que parecen que a la hora de dormir se multiplican.

Una almohada prenatal para apoyar puntos clave del cuerpo podría ser todo lo que necesitas para dormir tranquilamente, y es que este tipo de almohadas están diseñadas para aportarte todo el confort y descanso que necesitas.

A continuación, te mencionaremos algunos de los importantes beneficios que aporta este tipo de almohadas durante el embarazo:

  • Proporciona un ajuste perfecto a la espalda, vientre, caderas y piernas cuando la mujer se acuesta.
  • Reduce la posibilidad de moverse demasiado en la cama.
  • Alivia los dolores pélvicos, de la cadera y espalda.
  • Son compactas para no ocupar demasiado espacio en la cama.
  • Están contorneadas especialmente para ayudar a las madres a prevenir la acidez estomacal y los problemas de espalada.
  • Son perfectas para dormir, relajarse e incluso para amamantar al bebé.
  • Su lavado es tan fácil, se pueden meter a la lavadora.

Tipos de Almohadas para embarazadas

Cuña

Este tipo de almohada se caracteriza por tener forma de triángulo o de una media luna, y están fabricadas de espuma, nos ayuda a descansar la barriga cuando nos colocamos de lado.

La ventaja de la almohada en forma de cuña, es que son más pequeñas y las puedes guardar con más facilidad, e incluso utilizarla luego del embarazo

Cilindro

Son ideales para colocarlas detrás de la espalda.

En forma de U

Las almohadas en forma de U suelen venir en tamaño XXL, con el fin de confortar todo el cuerpo entero, es decir para que puedas apoyar cada parte de tu cuerpo, desde la cabeza, panza, piernas y espalda.

Su principal ventaja es que promueve dormir de lado (izquierdo o derecho), la postura más adecuada para el embarazo y ayuda a mantener esta posición al dormir, ya que limita tu capacidad de movimiento.

El único problema de este tipo de almohadas es su gran volumen y tamaño las hace muy difícil de manejar, además de ocupar mucho espacio en la cama.

En forma de C

Este tipo de almohadas suelen ser la más preferidas por las embarazadas, se componen de dos almohadas que unidas (por un velcro) ayudan a descansar la barriga y a la vez, la espalda.

Las almohadas de cuerpo entero te brindan apoyo donde más lo necesitas, pero su tamaño pueden ser incómodos para tu pareja.

Almohadas de forma recta y alargadas

Son muy parecidas a las de forma C, su forma alargada también funciona como soporte para apoyar todo su cuerpo. Su característica principal es que son más manejables y resultan de gran apoyo para que puedas encontrar una postura cómoda a la hora de dormir. 

Uso correcto de la almohada para embarazadas

  • Apoya bien el cuello: cuando duermes de lado darle apoyo a tu cabeza y cuello es importante, de esta manera tu columna permanecerá lo más recta posible.
  • Apoya la almohada bajo tu panza: Mientras estas recostada bajo tu costado, levanta suavemente la panza y ajusta hay la almohada. Esta posición te ayudara a que el peso de la panza tus músculos y pulmones, haciéndole sentir más ligera y cómoda. 
  • Eleva las rodillas: Puedes colocar tus rodillas sobre la almohada para conseguir un mayor descanso en las piernas, evitando la hinchazón. 
  • Procura que tu espalda también esté bien apoyada: Esto te dará alivio y confort en tu espalda, además de evitar que quieras girar la posición boca arriba, en medio de la noche. Por ultimo apoyar la cabeza en la parte superior de la almohada para que concilies de la mejor manera el sueño.