Skip to content

¿Para qué Sirve la Arcilla?

13 diciembre, 2019
arcilla

Todos hemos visto el barro y tal vez hasta hayamos jugado con él cuando éramos chicos; también hemos escuchado nombrar la arcilla muchísimas veces y seguramente nos hemos preguntado si el barro y la  arcilla son la misma cosa.

Debemos decirte que esta respuesta es afirmativa y negativa  a la vez; la arcilla es uno de los componentes el barro, que proviene de la descomposición de rocas internas del suelo, originándose partículas de tamaño muy pequeño.

Existe una amplia variedad de arcillas y estas contienen tipos distintos de minerales de arcilla con cantidades variables de óxidos de metales  y material organice, de allí, derivan los diferentes tipos de arcilla.

Cuando hace contacto con el agua y se moja, la arcilla se convierte en un material de característica pastosa, que se puede moldear y modelar; por esta razón se dice que la arcilla tiene un alto grado de plasticidad; así también,  cuando se somete la arcilla a altas temperaturas, se obtiene un material muy duro y resistente, conocido como cerámica.

En la actualidad la arcilla además de utilizarse para fabricar objetos, se emplea para tratamientos faciales y de la piel en general, gracias  a las propiedades y minerales que contiene.

Razones por la que sufres al orinar 👈

En esta ocasión, vamos  a conocer un poco más sobre la  arcilla, como producto para tratar nuestra piel,  así que atentos y  a seguir leyendo.

Beneficios de la Arcilla

Ahora veremos que beneficios trae la  arcilla para nuestra piel.

Posee muchas propiedades que sin duda harán que con su uso la piel recupere la lozanía y en muchos casos sane las afecciones que pueda tener.

Se ha comprobado las propiedades cicatrizantes que ofrece la  arcilla;  además de ser refrescante y descongestionante, purifica y descongestiona nuestra piel  y tiene una gran capacidad para regenerarla.

Considerando todas las agresiones que sufre nuestra piel, por el cuidado inadecuado, la exposición al sol, factores genéticos y cualquier otra razón, los tratamientos con arcilla se convierten en el mejor aliado para ayudar en la recuperación, fortalecimiento y embellecimiento de la piel.

Función de la Arcilla

Según el tipo de arcilla, así será la función que podrá ejercer en nuestra piel, también se debe observar y seleccionar la mejor manera para  aplicarla.

La forma más recomendada para el uso de la arcilla para tratamientos para la piel es colocarla externamente sobre la piel mediante mascarillas en el caso del rostro o cataplasmas en otras zonas del cuerpo; también se pueden tomar baños de arcilla.

A la arcilla siempre se le pueden agregar plantas,  extractos y aceites esenciales que favorezcan su acción sanadora y terapéutica.

La arcilla blanca ejerce una función antibacteriana y anti inflamatoria; ayuda y favorece para la cicatrización de heridas, inclusive se emplea  como  enjuague para la boca.

👌 Los 5 beneficios de Saltar en Trampolín Diviértete con Salud

Una función  bastante parecida hace la  arcilla negra que se consigue frecuentemente en los mercados y que además es indicada para tratar las contracturas musculares, ya que las elimina.

La arcilla roja tiene funciones y propiedades medicinales, entre ellas podemos mencionar que ayuda  a mejorar la circulación sanguínea, elimina la rigidez muscular y sirve para bajar la fiebre; todas estas funciones las realiza  gracias  a su alta concentración de hierro en su composición.

La función de la  arcilla verde es mejorar y curar las afecciones de las piernas, articulaciones, músculos y tratar los edemas. Se recomienda para tratar la Gota, porque es capaz de absorber las toxinas que propician la enfermedad.

En general los baños con arcilla cumplen una función de fortalecimiento del sistema inmunológico.

Tipos de Arcilla y su Función, por Colores

Arcilla Blanca: es la más indicada para exfoliar la piel y eliminar las toxinas que haya en la misma; sirve para tonificar y sanar heridas que haya en la piel.

Arcilla Amarilla: Es la más indicada para tratar pieles sensibles; también es la que se recomienda si se trata de buscar un rejuvenecimiento de la piel, por el tipo de nutrientes y minerales que contiene y sirven para calmar, descongestionar y regenerar la piel.

Arcilla Verde: Posee múltiples propiedades anti bacterianas por lo que es muy recomendada para tratar pieles con acné o con tendencia a sufrirlo; también se emplea para realizar limpiezas profundas y para aplicarla en pieles que necesiten reducir los niveles de grasa.

Arcilla Roja: Es la ideal para suavizar  y revitalizar la piel por sus especiales propiedades, sin embargo,  está contraindicada para personas que padezcan acné o cualquier otro tipo de proceso inflamatorio en la piel.

Propiedades de la Arcilla para la Piel

  1. Antiséptica: Posee cualidades únicas para absorber las sustancias y toxinas que afectan nuestra piel, lo que la convierte en un poderoso desinfectante y antiséptico, sacando todas las impurezas de la piel.
  2. Antiinflamatoria y Calmante: Su efecto calmante aparece inmediatamente después de aplicada, inclusive en pieles muy sensibles y maltratadas. Tiene el poder de aliviar el dolor y disminuir las inflamaciones.
  3. Estimula el Sistema Inmunológico: Gracias a la gran cantidad y variedad de minerales y vitaminas que contiene y que son absorbidas por la piel, llegando  al sistema sanguíneo, revitaliza el sistema inmune del organismo, activando el funcionamiento de las células que lo componen.
  4. Regenera los Tejidos: Los minerales y nutrientes que la arcilla proporciona a las células, les ayudan  a cicatrizar rápidamente, regenerando  los tejidos dañados, favoreciendo su reproducción de forma pronta.

También te puede interesar: