Skip to content

Cómo elegir o comprar un televisor sin morir en el intento

28 junio, 2019
Cómo elegir un televisor sin morir en el intento

La elección de un televisor se ha convertido en una odisea.

En primer lugar entras a la tienda y ves como cincuenta televisores más grandes que tu comedor diciendo “cómprame”.

De uno te gusta el diseño, del otro que es smart, el siguiente tiene un aspirador como regalo, en fin, un número de detalles que uno y otro tienen y que no entendemos para qué pero gana el que más tenga.

Después viene el vendedor y empieza a explicarnos esa serie de características difíciles de entender por lo menos eso me parece a mí.

Un modelo tiene una cosa pero otro otra distinta, que si lo queremos  ¿LCD o LED? ¿Smart?; ¿Pantalla curva o extraplana?  Y así una serie de preguntas seguidas de una retahila de explicaciones o cosas que jamás habíamos ni siquiera considerado cuando decidimos comprar el televisor.

Un televisor es un televisor ¿no? pues no.

Cómo comprar un televisor sin morir en el intento 

Ya que es un artículo que no se cambia cada año debes saber comprar uno adecuado y, para ello, debes saber una serie de especificaciones técnicas.

Y de ello se encarga hacértelas saber el vendedor.

Otro aspecto importante es que ninguno de nuestros amigos tenga un televisor mejor.

Total que nos vamos a casa con el televisor última generación o aquel al que nuestro máximo presupuesto puede llegar para no saber utilizar ni la  mitad de los botones  que nos han explicado.

Eso sí, nuestro televisor es mejor que el de nuestro amigo aunque nosotros sólo sepamos subir o bajar el volumen, cambiar los canales y poca cosa más.

Otra cosa es el tamaño del televisor. Ahora ya no eres nadie si no tienes como mínimo 50 pulgadas. Da igual que te comas la televisión con el sofá pero burro grande ande o no ande.

En los partidos de fútbol tienes que ver a los futbolistas que juegan en el campo de tu comedor y, en las batallas tienes que tener cuidado que no te dé ninguna flecha.

¡Déjate de tonterías!

Olvida eso de que mientras más grande mejor y dale una segunda oportunidad a un aparato que esté bien.

 Calcula la medida que quieras y el dinero que estás dispuesto a gastarte y te vas a quedar alucinado de las ofertas que Kulbid te ofrece.

Es posible que puedas hacer una buena comilona con los tuyos con lo que te ahorres comprando el televisor y, no olvides, que nosotros somos simples consumidores de televisión y no críticos.

Y que la mitad de los botones del mando a distancia no sabemos para qué sirven ni los utilizamos nunca. Pasa de ser el más adelantado de tu pandilla y cómprate un televisor que realmente sepas utilizar que incluso sea de la última tecnología pero que no te cueste una fortuna.

Y aprovecha lo que te ahorras para marcarte una cena romántica con tu pareja o incluso un fin de semana de spa. Presume por tus experiencias no por tener una televisión más grande o no.

Ramon

Tips para comprar un televisor

Editor's Rating:
5