Skip to content

¿Cómo limpiar la vitrocerámica y la vitrocerámica de inducción?

17 julio, 2019
vitrocerámica como limpiar

Las cocinas a base de gas tienen una obvia diferencia con las herramientas creadas a base de vitrocerámica y de inducción.

Más allá de la estética y de la apariencia física entre ambos tipos distintos de cocinas, las de vitrocerámica son en esencia mucho más sencillas de manejar con respecto a la limpieza.

No obstante, se presenta como un punto a favor, pero si no se le sabe tratar al artefacto de la manera adecuada puede resultar algo totalmente contraproducente.

Las hornillas o cocinas creadas a base del material mencionado si son más sencillas para ser limpiadas que las que son a base de gas, pero de igual forma son mucho más delicadas por lo que hay que tener un cuidado especial a la hora de asear el artefacto con que cocinamos.

No es tan fácil limpiar la vitrocerámica sin conocimientos previos

Aunque existen productos especiales para limpiar dicho material y que las cocinas de inducción suelen tener superficies lisas, con el paso del tiempo se pueden ir creando pequeñas imperfecciones o desgastes en el artefacto que terminarían dañando si no se les presta el cuidado indicado.

Nuestra placa de inducción puede sufrir daños provenientes de desechos alimenticios, del aceite usado para cocinar, suciedad común del hogar o incluso del mismo producto que seleccionamos para limpiarla.

Por suerte con normalidad los problemas de este estilo en la vitrocerámica no suelen ser para siempre.

Solo es necesario tener los conocimientos necesarias para aplicar de forma correcta el mantenimiento de nuestra cocina.

Es más, no solo limpiarla sino mantenerla con la apariencia que tenía cuando era nuevo. Lo primero que debemos tener en cuenta es que no debemos hacer uso de los productos lavavajillas para realizar la acción de hacer nuestra cocina de inducción.

Puede que si se hace una vez a falta del producto indicado no ocurra nada.

El problema real aparece cuando se convierte en rutina el uso de los productos creados para lavar las vajillas en el aseo de la cocina de inducción.

Este tipo de sustancia suele dañar y disminuir el brillo de los materiales de nuestra vitrina.

El producto ideal para limpiar es el que ha sido creado para eso, así resulte más costoso, debe ser acompañado de esponjas y pañuelos húmedos, se recomienda no dejar la cocina húmeda luego de ser aseada siempre debe ser secada con pañuelos.

Trucos de limpieza en los casos de poseer vitrocerámica deteriorada

Es primordial que al producto que usamos para hacer la limpieza le dejemos trabajar.

Lo ideal es que dicha sustancia se aplique y sea dejada en la zona de trabajo durante al menos 10 minutos, de otra forma la acción de los químicos no tendría tiempo suficiente para ejercer el efecto que se supone debería tener.

Luego de dejarle en el área en reposo deberás efectuar la limpieza de la manera común.

En los casos en que quede algún detalle se puede tratar la superficie de inducción con rasquetas especiales para el asunto.

Estas rasquetas se crean específicamente para dicha acción por lo que son confiables en su trabajo así su apariencia aparente poder dañar o rallar nuestra cocina.

Su función se basa en los restos arraigados y en las manchas que puedan parecer permanentes.

Los restos o manchas también pueden ser disueltos en gran parte por el líquido del limón. Es recomendable usar el sumo de la fruta como asistente en el aseo de la cocina.

La acidez del jugo contribuye en aflojar el sucio y aporta en la facilidad para remover el mismo. Al igual que el jugo cítrico otro líquido con acidez que puede ser útil es el del vinagre.

Dentro de la tienda web de Kulbid podrás encontrar distintos productos que pueden ser útiles para solucionar esos problemas de higiene en la cocina de vitrocerámica que puedas llegar a tener, es mejor siempre saber que estamos haciendo, y trabajar con lo que sabemos funciona, de esa forma preservaremos durante mucho más tiempo nuestros bienes preciados.

Nestor

Limpieza vitrocerámica

Editor's Rating:
5