Skip to content

No hay Juguetes de Niños sino que Ellos Aprenden Jugando

28 junio, 2019
Juguetes de niños para aprender jugando

Basta con dar una vuelta en un centro comercial o tienda de juguetes o bien mirar el catálogo y te das cuenta de la falta de concienciación en la elección de los juguetes que poner en el catálogo.

Y la clasificación entre juguetes de niños y juguetes de niñas que hay.

Sin embargo, los juguetes no tienen nada que ver con el sexo del niño sino con los gustos del mismo aunque los catálogos siguen estando repartidos en páginas para niñas y páginas para niños.

Páginas rosas para niñas con cochecitos y bebés, bañeras, y toda clase de cosas para limpieza del hogar como una aspiradora.

Páginas azules para los niños con coches, muñecos de acción, toda clase de juguetes de aventuras.

Es importante saber que no hay juguetes de niños y de niñas sino que los niños aprenden jugando. Y, eso incluye, una muñeca para un niño y un balón para una niña.

Sin embargo, de vez en cuando hay campañas que intentan fomentar la igualdad en el juego.

El juguete no lo debe elegir el padre o la madre sino debe ser el niño quién por iniciativa propia escoja con qué quiere jugar y dejar de comprar pistolas a los niños y cocinitas y muñecas a las niñas.

Es necesario educarlos en la igualdad para que cuando crezcan sean ellos mismos los que luchen contra el sexismo y quieran una situación de igualdad real entre los mismos.

Sabemos que en una sociedad tan machista como la nuestra donde todavía se delegan las tareas del hogar a la mujer incluso si trabaja fuera igual que el hombre será difícil cambiar esto de la noche a la mañana.

Durante generaciones se ha encasillado el rol de la mujer y del hombre a través de los estilos de juego y de los juguetes. Hasta los años 90 la mayoría de juguetes indicaban en sus cajas si eran para niños o niñas.

Es decir que hace cuatro días que el mismo empaquetado del juguete indicaba si el juguete era apto para un niño o una niña.

Los juguetes para los infantes debería ser unisex son ellos los aprenden jugando

Por supuesto, todos los del hogar y bebés para las niñas y todos los bélicos y deportivos para los niños.

Como si las niñas no pudieran ser deportistas ni los niños pudieran ser grandes chefs de cocina en un futuro.

Los juegos sexistas se ceban especialmente con las niñas. Por ejemplo a las niñas se les regala juegos sobre el cuidado de bebés, kits de maquillaje,, cocinitas, juegos de cubo y fregona, etc.

Un rol que no sólo mentaliza a la niña que debe llevar las riendas de la casa sino también al niño que lo ve como algo a lo que se debe dedicar sólo la mujer.

A decir verdad, los científicos han comprobado que hay edades en que los niños debido seguramente a algo biológico; se sienten atraídos por juguetes que corresponderían a su “género”.

Por lo tanto, podemos decir que en algunas edades también la biología tiene que ver.

No obstante, los padres y madres animan más a los niños a jugar a la clase de juegos que corresponden a su género y esto puede dejar huella en el desarrollo mental de los niños.

En definitiva, los juegos encasillan a las niñas en el rol de madre de hogar que debe cuidar de sus hijos y a los niños les deja más libertad a la hora de jugar.

Algo importantísimo a la hora de elegir un juguete es que haya pasado toda la normativa que lo hace seguro.

No hay que olvidar que los niños se meten cosas en la boca y debemos estar seguros que las piezas no se van a soltar y se van a ahogar.

Entre otras cosas como podría ser la toxicidad del material que está hecho, etc. Otro día hablaremos de las normas de los juguetes y su seguridad.

Muchos expertos nos dan la clave de cómo no fallar en los regalos y es regalar una experiencia y conseguir así fomentar de paso la socialización. Ir al teatro, al cine, al zoo, etc. Son claros ejemplos en los que no fallaremos.

Es importante fomentar los valores del respeto y la tolerancia. Sobre todo en épocas como en las Navideñas donde perdemos el sentido común comprando juguetes.

Antes de comprar un regalo vamos a preguntar a nuestro hijo o a fijarnos en las cosas con las que más juega y vamos a dejarnos de comprar aquello que nos hubiera gustado tener a nosotros de pequeños.

Betania

Aprender jugando

Editor's Rating:
5